Papa Benedicto XVI: a favor y en contra

 

 

-Opiniones sobre Benedicto XVI

..Inicio

 

Una visita destinada a los libros de historia


 “La visita del Papa a Israel va destinada más a los libros de Historia, que a las páginas de los diarios”


Entrevista en El Mundo al presidente de Israel y premio nobel de la paz Simón Perez

Jueves 14 de mayo de 2009


 

El israelí que pasa estos días más minutos con el Papa (al margen de los guardaespaldas), el presidente Simón Peres, califica su visita de «histórica». «Como judío, creo sinceramente que el Papa está haciendo todo lo posible para reducir y eliminar la hostilidad que existía entre nuestras religiones», comenta Peres en un encuentro en su residencia oficial con cuatro periódicos extranjeros, entre ellos EL MUNDO.

Rechaza las duras críticas que muchos ministros, diputados y periodistas israelíes han vertido contra Benedicto XVI por su «frialdad en el Museo del Holocausto donde no citó ni una sola vez a los verdugos nazis».

Es una visita histórica pero también muy polémica…


El problema es que su visita va más destinada a los libros de Historia que a las páginas de los diarios. No fue una visita más, ya que afrontó los problemas más profundos de nuestros tiempos. Desde el punto de vista israelí, el Papa ha sido clarísimo en su condena del antisemitismo, que resurge en todo el mundo. Incluso ha ido más allá afirmando que el vínculo entre el pueblo judío y los cristianos tiene valor histórico y un gran significado. Una declaración así cuando todavía hay antisemitismo, es importantísima.

Estamos en la mejor época de las relaciones entre el judaísmo y el cristianismo.

Mañana se va el Papa ¿Se pueden hacer conclusiones?


Yo juzgaría esta visita desde una visión histórica. No me impresionan los accidentes o incidentes ocurridos, que no es lo más importante. La Historia juzgará su visita. El mayor problema desde un punto de vista intelectual es la confusión sobre el propio Dios. Hay quienes intentan convertirle en el jefe del terrorismo. Casi todos los terroristas hablan 'en nombre de Dios'. Tenemos dos dioses. Uno aterroriza y el otro está en favor de la paz, amistad y amor.

¿Cuál es el papel del Papa?


Se necesita un gran líder espiritual. El Papa es el líder natural. Es un hombre de pensamiento profundo y en muchos de sus discursos aquí se ha referido a estos problemas de fondo.

Las críticas se han centrado en la ceremonia de Yad Vashem, donde quizás el Papa pecó de «frío». ¿Comparte esta sensación?


Esas cosas no son las importantes. La ceremonia aquí, en la residencia presidencial, fue sumamente digna, sin ningún tipo de problemas.

En ese discurso, el Papa también habló de la necesidad de que «cada pueblo tenga su casa en su patria». Su apoyo a la creación de un Estado palestino es rotundo.


Es una visión legítima. Los gobiernos de Israel, incluido el actual, han aceptado esa fórmula. Los propios israelíes la aceptaron. Y el Gobierno actual afirma que respetará los compromisos pasados. La posición del Papa al respecto es conocida. Es también la postura del presidente de EEUU. No creo que se pueda pensar que es una declaración dirigida contra alguien.

Perdone pero su primer ministro, Benjamin Netanyahu, se niega a apoyar públicamente la solución de dos estados…
Tampoco ha dicho que la rechace, sino que necesita tiempo para elaborar la política del Gobierno. Creo que eso es normal. No hay motivos para que alguien se enoje.

Quien parece enojarse es la UE y miembros de la Administración Obama, que han criticado a Netanyahu y al ministro de Exteriores, Avigdor Lieberman.


No conozco ningún Gobierno en el mundo que haga lo que anunció antes de las elecciones. Uno hace coalición entre partidos, no con la realidad. Beguin dijo que no renunciaría al Sinaí pero al final firmó la paz con Egipto y se retiró de allí.

Los líderes políticos no pueden dar la espalda a la historia. Deben decir a favor de qué están, pero no pueden determinar cuál será la realidad.

La cuestión del tamaño israelí


Con la misma rotundidad que defiende al Papa Benedicto XVI, el presidente de Israel, Simón Peres, avisa por enésima vez ante la posibilidad de que Irán tenga armas nucleares. «Es un problema mundial. No sólo de Israel». Cuando se le pregunta si está satisfecho por las acciones internacionales al respecto, contesta sin ocultar cierto enfado: «No. Creo que el problema de la comunidad internacional es su división. El hecho de que no tenga una política común le da ilusiones y fuerza al presidente iraní, Ahmadineyad».

Peres opina que «Al Qaeda e Irán hacen lo que hacen en nombre de Dios. Pero no creo que Dios haya dicho a los creyentes que lo más importante es producir uranio enriquecido, promover el terrorismo o tratar de establecer una hegemonía persa en Oriente Próximo».

Tras haberse reunido con el presidente de EEUU, Barack Obama, Peres no prevé un choque entre Obama y el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, reacio a hacer concesiones a los palestinos. «Para Israel, las relaciones con EEUU son primordiales, un bien precioso. Debemos entender que no somos el [país] líder del mundo. Es difícil ser modesto, pero no tenemos más remedio, considerando nuestro tamaño».

 


 

 

 

Ir la Página de Inicio