.Inicio

 

Festividad del Corpus Christi en La Orotava,

Santa Cruz de Tenerife. Islas Canarias
14 de junio de 2007

Celebración Eucarística en la Iglesia de la Concepción
presidida por don Bernardo Álvarez Afonso, obispo de Tenerife

 

 

La solemne celebración eucarística del Corpus Christi,
presidida por el Obispo de la Diócesis
tiene lugar en una hermosa iglesia barroca,
cuyos orígenes se remontan a 1516.



Consta que en ella se celebraron las fiestas de la proclamación de Carlos V,
el 22 de Junio de 1516.



Los terribles terremotos de 1704 y 1705 ocasionados por el volcán de Güímar
la dejaron en estado de ruina hacia 1758.

La fábrica actual de la Iglesia se inició en 1768 y finalizó en 1788,
con la ayuda de numerosos indianos.



El templo, que cuenta con una airosa cúpula,
es Monumento Histórico-Artístico Nacional desde el 18 de Junio de 1948.

Numerosos fieles aguardan desde horas antes dentro del templo al comienzo de la ceremonia

El amor a la Eucaristía ha llevado al pueblo canario desde hace siglos
a cuidar con esmero el esplendor y la dignidad de esta celebración eucarística,
en la que se funden tradiciones seculares. En la fotografía un macero,
con el escudo de la ciudad

La ceremonia es retransmitida por canales de televisión, como TV Popular

Un coro de música excepcional da realce a la celebración litúrgica

Un miembro de la orquesta, antes del inicio de la Eucaristía

Entre los fieles, numerosas religiosas jóvenes
de diversas órdenes, congregaciones y países.

Tras la llegada al templo del Obispo de la Diócesis, don Bernardo Álvarez,
comienza la celebración eucarística

El Obispo incensa el altar

A continuación, tiene lugar la incensación de los fieles

Comienza la Liturgia de la Palabra

El obispo de Tenerife preside la ceremonia.
El templo está adornado con las flores más hermosas de las Islas

Una feligresa lee las oraciones de los fieles

El párroco, don Antonio Hernández, lee el Santo Evangelio

Algunos párrafos de la Homilia del Obispo


Creer, celebrar, vivir la Eucaristía

Entre otras cosas, dijo don Bernardo Álvarez, tras saludar a las numerosas autoridades civiles y militares presentes:

"Se quedó en la Eucaristía para alimentarnos: tomad y comed, tomad y bebed. El que come mi Carne y bebe mi Sangre vivirá en Mí y yo en él. El que me come vivirá por Mí.

Ahí está la clave: participar de los frutos de este Sacramento es participar de la Redención de Cristo; es decir, alcanzar el perdón, alcanzar la paz y la salvación".

Y continuó:

"Igual que nuestro cuerpo necesita del pan de cada día, nuestro espíritu necesita del Pan de Vida, del Pan sobrenatural, que es Cristo.

Evocó la Clausura del Año de la Eucaristía que coincidió con la Clausura del Sínodo de los Obispos en Roma y recomendó la lectura de la Exhortación Apostólica Sacramento de la Caridad, de Benedicto XVI

"A partir de ese Sínodo el Papa elaboró este magnífico documento: un documento que les recomiendo. Lo pueden adquirir en la parroquia, en las librerías, etc. Está difundido ampliamente. Es muy importante que los cristianos lo conozcan y lo lean porque es muy sencillo y muy asequible de entender.

El Papa nos dice en este Documento que la Eucaristía es un Misterio en el que hay que creer, un misterio que hay que celebrar y un misterio que hay que vivir.

En esas tres palabras: creer, celebrar y vivir la Eucarístía condensa el Papa todo lo que tiene que hacer un cristiano en relación con este Misterio Eucarístico.

 

Tras la Presentación de las Ofrendas, la Plegaria Eucarística

El párroco, don Antonio Hernández, traslada al Señor Sacramentado
hasta la carroza que porta la Custodia,
para que reciba la adoración, el amor y el cariño de toda la Villa

En el cortejo procesional hay una elegante representación de las jóvenes canarias

Así vio el pintor Celestino Mesa la salida de la procesión desde la Iglesia

 

Siguiente Galería de fotos: Procesión por la Villa de la Orotava

Fotos, texto y traslación a texto de las palabras del obispo: J. M. Cejas