Lo que un niño de 10 años debe hacer por sí mismo

-Inicio

A medida que un niño va creciendo, su maduración se concreta en mayor autonomía. A veces, con el paso de los años, sobre todo si la madre o el padre han evitado a su hijo cualquier dificultad, se sorprenden de que sus reacciones, a pesar de la edad, son todavía muy infantiles, interesadas, egoistas, poco recias.

¿Qué es lo que ha ocurrido? ¿Por qué es nuestro hijo distinto de los demás? No, no es distinto de los demás. Simplemente no se le ha enseñado a valerse por sí mismo. Todo, en esta vida, se aprende con ejercicio; también la maduración requiere un entrenamiento, una preparación progresiva.

Conviene dejar clara, desde el principio, la distinción entre las obligaciones que tiene un chico y los encargos que se le puedan asignar: un encargo es una tarea concreta que los padres asignan a su hijo para que adquiera responsabilidades y para el buen funcionamiento del hogar. Los encargos pueden ser unos u otros y, de hecho, es mejor que cambien cada cierto tiempo.

Sus obligaciones, en cambio, son las cosas que debería hacer un chico de su edad en condiciones normales.

A veces nos sorprenderá ver que chicos de 18 años no han adquirido todavía algunos de estos hábitos fundamentales. No podemos olvidar que la infancia es un momento clave para fundamentar. Sin duda que a un adolescente convendrá enseñarles –y exigirle– estos hábitos, pero resultaran tremendamente difíciles de conseguir. Si, en cambio, se han adquirido en la infancia, mantenerlos después de las turbulencias de la pubertad, será relativamente sencillo.

(Fuente: C. Daumar)


HÁBITOS DE AUTONOMÍA PERSONAL

Algunos de los hábitos que un chico de 10 años tiene que tener adquiridos son los siguientes:

1. Levantarse puntual.

2. Doblar y guardar el pijama.

3. Hacerse la cama.

4. Limpiarse los dientes (aseo personal).

5. Recoger el desyuno.

6. Despedirse de mamá, con un beso.

7. Ir en medios propios de transporte.

8. Saludar al llegar a casa.

9. Organizarse los trabajos escolares (deberes).

10. Prepararse él mismo la merienda.

11. Preparar la cartera para el día siguiente.

12. Ducharse sin que tengan que recordárselo.

13. Doblar la ropa antes de ir a dormir.

14. Limpiarse los zapatos.

15. Leer un buen libro.

16. Intervenir, opinar en las decisiones de los planes familiares.

17. Hacer él mismo las compras básicas.

18. Dar cuenta del uso del dinero.

19. Tener sus propios recursos (ahorros).

21. Utilizar correctamente los cubiertos a la hora de comer.

22. Comer de todo, sin caprichos infantiles.

23. Ordenarse su armario y su habitación.

24. Escribir una carta, felicitación de navidad o una postal a sus amigos y parientes.

25. Contestar el teléfono y tomar bien los recados.

26. Ayudar en las tareas domésticas.

27. Hacerse él mismo la maleta cuando va de campamento o de excursión.

 

Ir a la Página de Inicio