.Ir a la Página de Inicio

 

Regresar a la Portada del Código da Vinci

El Código da Vinci

Declaración de la Oficina de Información de la Prelatura del Opus Dei
en Estados Unidos


San Josemaría, Escrivá, fundador del Opus Dei


30 de septiembre de 2003

En marzo de 2003, Doubleday publicó la novela de Dan Brown titulada ‘El Código Da Vinci’. Está basada en la idea de que Jesús se casó con María Magdalena y que, por tanto, las enseñanzas acerca de la divinidad de Cristo y su Resurrección son un antiguo fraude.

‘El Código Da Vinci’ es una obra de ficción. A pesar de que se ha intentado promocionarla como una auténtica investigación, lo cierto es que la novela distorsiona la historia del cristianismo y de la Iglesia católica y ofrece un retrato totalmente irreal de los fieles del Opus Dei y de cómo viven.

Por ejemplo, ‘El Código Da Vinci’ presenta como real la absurda idea de que fue el emperador Constantino quien inventó en el siglo IV la doctrina de la divinidad de Jesucristo, cuando en realidad la fe en la naturaleza divina de Cristo se recoge en el Nuevo Testamento y en los más antiguos escritos cristianos.

Asimismo, la novela afirma que fue Constantino quien decidió incluir los cuatro Evangelios en la Biblia, cuando es sabido que siempre han sido reconocidos como auténticos.

‘El Código Da Vinci’ también ofrece un grotesco e injusto retrato de la Prelatura del Opus Dei. Estas inexactitudes van desde simples errores en datos a injurias y falsas acusaciones de conductas criminales o patológicas.

Por ejemplo, el libro atribuye a los fieles del Opus Dei la práctica de horribles mortificaciones corporales y el asesinato de gentes, acusa al Opus Dei de coaccionar y lavar el cerebro a las personas, sugiere que droga a los nuevos miembros para inducirles a experiencias religiosas, e insinúa que la Obra saldó la deuda de la banca vaticana a cambio de ser constituida como Prelatura personal. Todo es absurdo.

En definitiva, ‘El Código Da Vinci’ es una obra de ficción. Promoverla sin más sería deshonesto para los lectores de la novela y una falta de respeto para la fe de millones de católicos y de cristianos.


Regresar a la Portada del Código da Vinci


Para saber más: el Código da Vinci en diez minutos


Ir a Página de Inicio