-Cardenal Henry Newman

---Inicio

 


 

La beatificación de Newman vista por un líder anglicano

por Juan Meseguer (Aceprensa)


El reverendo John Hall, deán de la Abadía de Westminster –la célebre iglesia anglicana donde Benedicto XVI se reunirá el 17 de septiembre con fieles de distintas confesiones–, considera que la beatificación de Newman es una oportunidad para el ecumenismo. Sintetizamos algunas ideas de una entrevista realizada por Huw Twiston Davies para el Catholic Herald (12-08-2010).

 

La visita de Benedicto XVI al Reino Unido ha levantado mucho revuelo entre los sectores más laicistas de la sociedad británica. A juzgar por el espacio que están dando algunos medios a estos grupos, da la impresión de que el Papa no es bienvenido en este país. Pero eso no es lo que piensa la mayoría de los líderes anglicanos.

Un gran evento ecuménico

Uno de los momentos más esperados del viaje será la visita de Benedicto XVI a la Abadía de Westminster (Londres), lugar tradicional para las coronaciones y entierros de los monarcas ingleses. Allí rezará junto al arzobispo de Canterbury y primado de la Iglesia de Inglaterra, Rowan Williams. Después se les unirán John Hall y unos 2.200 representantes de las iglesias de todo el Reino Unido.

Va a ser el gran evento ecuménico de la visita”, explica Hall, orgulloso de que Benedicto XVI visite la Abadía. “Tras la reunión del arzobispo de Canterbury con el Papa, rezaremos juntos una versión del oficio de vísperas. Será todo un acontecimiento. El Papa es muy bienvenido. Estoy muy contento de que venga”.

La visita pastoral de Juan Pablo II al Reino Unido en 1982 (la de Benedicto XVI es la primera visita de Estado de un pontífice a esas tierras) también estuvo precedida de cierta tensión. Pero Hall cree que, a la hora de la verdad, el viaje de Juan Pablo II “fue tremendamente importante”, pues “dio paso a un nuevo escenario en las relaciones entre la Comunión Anglicana y la Iglesia católica”.

Ciertamente, en los últimos años el diálogo católico-anglicano ha encontrado nuevos obstáculos; el último fue la decisión de la Iglesia de Inglaterra de ordenar a mujeres como obispos (cfr. Aceprensa, 15-07-2010). Con todo, Hall cree que la visita de Benedicto XVI servirá para “recordarnos lo que tenemos en común”.

En este sentido, a Hall le alegra particularmente el encuentro que tendrá el Papa con la sociedad civil en Westminster Hall. “Es una buena oportunidad para hablar sobre la centralidad del cristianismo, sin el cual no se entiende nuestro país”.

Newman y los anglicanos

Hall echa por tierra la visión de quienes ven en la beatificación de Newman un signo de división entre católicos y anglicanos. “No creo que sea posible para alguien que ha vivido tanto tiempo como anglicano olvidar del todo su herencia anglicana”.

[Newman] sigue significando mucho para los anglicanos. Desde luego, significa mucho para mí y me alegro de que esté en camino de ser canonizado, porque creo que también es importante para la Iglesia católica. La postura que adoptó en 1870, en torno al Vaticano I, fue muy indicativa. También fue un gran inspirador del Vaticano II y lo es del Papa”.

Es fantástico que el Papa venga aquí a beatificar al cardenal Newman. Tengo entendido que normalmente no beatifica a nadie, sino que delega en los obispos locales. Así que él lo ve como algo importante. Y nosotros también. El cardenal Newman puede ser un signo de nuestra común herencia y de nuestro común trabajo al servicio de la misión de Dios”.

Pero es que, además, Newman no sólo nos recuerda nuestra herencia común. También nos hace mirar hacia adelante”, puntualiza Hall.

 

 

 


 

Ir la Página de Inicio