-Cardenal Henry Newman

---Inicio

 


 

¿Qué aporta Newman?

 

 

 


 

¿Qué aporta la figura de Newman?


Newman fue contemporáneo de Darwin y de Marx, en un siglo XIX que estaba cambiando la mentalidad de muchas cosas. El da respuesta a un mundo en proceso de secularización y es un pionero de la relación entre fe y razón. Otra gran aportación es la primacía que da a la conciencia. Para él no había contradicción entre obediencia a la doctrina y seguir la propia conciencia.

En su momento, Newman resultó polémico.


Porque fue reinvindicado desde distintas posiciones. A su muerte, los llamados modernistas se lo apropiaron, presentándolo como defensor de la conciencia en contra de la autoridad. Cuando el Vaticano condenó el modernismo, hubo quien extendió sospechas sobre él y su causa de beatificación no empezó hasta 1959. Ahora los llamados progresistas dicen que si Newman viviera discreparía de las posiciones oficiales, pero los más tradicionales, recuerdan que siempre se mantuvo fiel a la verdad, dispuesto a dejarlo todo por seguirla.

Hay quien presenta esta beatificación como signo de división entre anglicanos y católicos.


En realidad, es más punto de unión. Probablemente es el anglicano más importante del siglo XIX y la Iglesia anglicana de hoy se debe en mucho a él. Tras acudir a los orígenes de los Padres de la Iglesia, en su búsqueda de la verdad vio que ésta estaba en la Iglesia católica. Pero él no cambió. Es un gigante que fue demasiado grande para la Iglesia anglicana y demasiado grande para la Iglesia católica de la época.

El Movimiento de Oxford generó una ola de conversiones desde el anglicanismo. ¿Marcará esta beatificación un momento semejante?


Puede ser, pero es difícil de saber. Newman trató de hacer la Iglesia anglicana más católica. En un momento dado se dio cuenta de que no podía llegar a más y que él debía convertirse. Tal vez ahora ocurra lo mismo.

Voces católicas ¿Cómo no se nos ocurrió antes?, por Diego contreras


Hace unos meses mencioné aquí la creación de “Catholic Voices”, una iniciativa independiente nacida en Gran Bretaña con el fin de favorecer la presencia de voces católicas  en los medios de comunicación. Uno de los inspiradores, Jack Valero, me explica ahora en Londres que el origen de la idea cuajó después de un debate público que presenció con algunos amigos y en el que parte católica volvió a salir abundantemente derrotada...  “Era cada vez más evidente que hacía falta gente capaz de presentar públicamente la perspectiva católica de modo atractivo, con garbo,  con una actitud positiva hacia los medios de comunicación, especialmente de cara al viaje del Papa a Gran Bretaña” (16-19 septiembre 2010).

En febrero contaban ya con 20 voluntarios, hombres y mujeres de edades comprendidas entre los 20 y 40 años (hubo 80 candidatos). Gentes de diversas sensibilidades y profesiones, pero unidas por el hecho de ser católicos practicantes y estar ya un poco cansados de la pobre presencia pública del catolicismo en Gran Bretaña.  De febrero a julio mantuvieron al menos tres encuentros al mes para repasar algunas de las cuestiones que más polémica suscitan en los medios  (homosexualidad, preservativos, abusos, Iglesia y ciencia, etc.). Recibieron además un curso de “media training”. Las actividades se financiaron gracias a aportaciones de benefactores (su presupuesto total es de 50 mil libras).

Ahora, ya están preparados para hacer frente a la demanda informativa que provocará el viaje del Papa. A juzgar por el ambiente “mediático” que se respira aquí, la impresión es que no les faltará trabajo. La BBC prepara un reportaje, centrado al parecer en el escándalo de los abusos y en la acción del “real Joseph Ratzinger”. El título es “Benedict: Trial of a Pope” y su autor, Mark Dowd (descrito como “a gay man and a former Dominican friar”).

 Un grupo de activistas homosexuales se está moviendo, entre otras cosas, para presentar como uno de los suyos al cardenal Newman (que será beatificado por el Papa el 19 de septiembre en Birmingham). Otra asociación, la "National Secular Society", está haciendo todo lo posible por reventar el viaje…  Si no existiera “Catholic Voices”, habría que inventarlo. "¿Cómo no se nos ocurrió antes?", se preguntaba un semanario católico londinense. Me parece que se trata de una experiencia que hay que seguir de cerca, pues puede ofrecer pistas para otros países.

 


 

Ir la Página de Inicio