.Inicio


El catolicismo está en el ADN religioso de los brasileños

Extractos del artículo de Roberto Zanin publicado en "Palabra"


 

Cuatro días después del grito "tierra a la vista", fray Henrique de Coimbra celebró la primera Misa en la isla de Vera Cruz, más tarde Tierra de Santa Cruz, y después, hasta nuestros días, "Brasil".

Quinientos años después, los signos cristianos están por todas partes: millares de iglesias, rosarios colgados en los retrovisores de los coches, o expresiones populares como "¡minha Nossa Senhora!", cuando sucede algo sorprendente.

Hasta en el fútbol, la gran pasión popular del brasileño, es frecuente ver a los jugadores santiguarse al entrar en el campo o cuando meten un gol.


El ADN religioso brasileño

"Éstos y otros siglos presentes en el ADN religioso del brasileño, reflejan algunos rasgos de la fisonomía del país católico más grande del mundo.

El censo demográfico, elaborado en el año 2000 por el IBGE (Instituto brasileño de Geografía y Estadística) señalaba que el 73.7 % de la población brasileña es católica, o lo que es lo mismo, cerca de 126 millones de personas.

Pero el porcentaje de católicos ha disminuido, tal como muestran los censos oficiales que se realizan cada diez años. en 1950, el 935% de los brasileños era católico, porcentaje que se mantuvo similar en 1960 y 1970.

La caída empezó a partir de 1980. cuando el índice se situó en el 89% de la población. En 1990 el porcentaje era de 83%.

Esta caida coincide con el crecimiento del número de evangélicos (protestantes), que ha pasado del 6,6% de la población en 1980 al 15, 4% en el 2000".


Once mil iniciativas sociales católicas

 

Una labor social reconocida internacionalmente es la pastoral de la niñez. Por su actuación en la lucha contra la desnutrición infantil, la coordinadora de esta pastoral, la médica Zilda Arns (en la fotografía) , fue considerada para el premio Nobel de la Paz

Las iniciativas sociales católicas, ligadas a parroquias o congregaciones religiosas, han sido fundamentales para reducir los niveles de exclusión social en Brasil.

Un estudio del Centro de Estadísticas Religiosas apunta que existen cerca de 11.000 iniciativas católicas en el área de la educación, elaboración de encajes, reparto de bienes, alojamiento y casas de acogida...

 

Las Conferencias de San Vicente, dirigidas a los más pobres, tienen una presencia importante en casi todas las diócesis. El Apostolado de la Oración también tiene mucha visibilidad. Basta ir a una iglesia brasileña los primeros viernes de mes para ver fieles (la gran mayoría mujeres) con las cintas rojas de esta asociación al cuello.


 

Ir la Página de Inicio