.Inicio

 

Declaraciones de Benedicto XVI
en el avión, rumbo a Brasil


Según la Agencia EFE, el Papa Benedicto XVI afirmó en el avión que le lleva a Brasil que "el avance de las sectas significa que existe una sed de Dios" y que la misión de la Iglesia y de los católicos es "ofrecer su testimonio para todos juntos encontrar el camino que ofrezca unas condiciones de vida más justas a estas personas"

El Papa deseó que de la cumbre de la Conferencia General del Episcopado Latinoamericano y del Caribe (Celam), puedan "salir las directrices para ofrecer este camino a estas personas "que tienen sed de Dios y de religión".

Respecto a la Teología de la Liberación dijo que "el cambio de la situación política en América Latina ha propiciado también el cambio sustancial de la doctrina que predica la Teología de la Liberación".

Asimismo, añadió que "el magisterio de la Iglesia no ha pretendido destruir el sentido de justicia social sino reconducirlo por el camino justo".

Para el Papa, "la doctrina social de la Iglesia marca las guías para crear las condiciones humanas dignas y de justicia social".

Por otra parte, Joseph Ratzinger afirmó que está "convencido", que en Brasil, que cuenta con 155 millones de católicos, "se decide, en parte, el futuro de la Iglesia Católica".

Y añadió, que ha estudiado con atención la historia de este país y como ha ido evolucionando la fe católica, "que fue perseguida a finales del siglo XIX por fuerzas neoliberales" y manifestó también su interés por "las culturas indígenas".

Al responder sobre algunos de los problemas que afectan a América Latina, el Papa contestó que "el problema de la droga nace por la falta de esperanza en el futuro", y que ante la violencia, "los católicos pueden ayudar a erradicarla".

El Papa se mostró muy feliz porque ha llegado el momento de visitar el continente católico y expresó su deseo de que se convierta "en un continente ejemplar donde se resuelvan los grandes problemas de la humanidad".

Ante el proceso de beatificación del asesinado arzobispo de San Salvador, monseñor Oscar Arnulfo Romero, el Papa dijo no tener dudas sobre "su santidad", pero que habrá que escuchar lo que decida la Congregación de la Causa de los Santos.

Para el Papa, la causa de que el proceso de beatificación de Romero haya tenido algunas frenadas "es que una parte del mundo político ha intentado usarle como bandera y eso ha sido injusto".

"El arzobispo Romero fue un gran testimonio de la fe cristiana un hombre de paz y que estaba contra la dictadura", dijo el Papa, que añadió que el postulador de la causa, Vicenzo Paglia, ha escrito una biografía sobre el arzobispo de San Salvador "que esclarece muchos puntos y demuestra que estuvo comprometido con la paz y contra la dictadura".

Por otra parte, ante la pregunta sobre si se siente apoyado por Alemania, Benedicto XVI explicó que "se siente apoyado por todos" y que quiere a su tierra aunque ahora "es un ciudadano del mundo". (EFE)

 

 


 

Ir la Página de Inicio